9 de noviembre de 2012

C. Peri Rossi: Cuando fumar era un placer


Cristina Peri Rossi: Cuando fumar era un placer.
Lumen.

Siempre quise leer a esta mujer. Pero nunca lo hice. Poeta, narradora, articulista, traductora. Quizás no supe por dónde empezar. Y ahora, cuando lo hago, encuentro un todo que me atrapa, un universo mestizo y rompedor, una voz nítida que afloja tuercas y sacude fundamentos.

Por ejemplo: “La semana más maravillosa de nuestras vidas” (Desastres íntimos, Lumen), delicioso relato lésbico de alto voltaje erótico que leo sobrecogida por una convulsión. Quien ha experimentado la atracción verdadera, señala la protagonista, sabe que la atracción física es la parte más importante del amor.

Fumar, para Peri Rossi, no es asunto de distinto calado. Fumar es un inmenso placer, succionar un pezón materno (sic), un modo total de vida, la aceptación, sin culpas, de la muerte. Dejarlo, sobrevolar un abismo angustioso, una separación trascendental. 

No es posible vivir sin dependencias: «Hay gente que es dependiente hasta de sentirse independiente». No se debe fumar desde el temor. Vivir es morir, vivir siempre mata. Estos versos son bellísimos: «Dejar de fumar/ ha sido tan duro/ tan doloroso/ como dejar de amarte». 

Pienso: si fuera menos cobarde, encendería en este instante un cigarrillo
Pienso: si fuera menos cobarde, amaría y hubiese amado más. 
Pienso: debo devolver cuanto antes estos libros a la biblioteca.

No hay comentarios: