27 de mayo de 2013

C. Usón: La hija del Este


Clara Usón: La hija del Este.
Seix Barral, Colección Booket.

La hija de Ratko Mladić, el carnicero de los Balcanes, se suicidó en el auge de las Guerras Yugoslavas disparándose en el cráneo con la pistola familiar. Padre e hija mantenían una estrecha relación. Se dice que esta muerte llevó a Mladić al paroxismo bélico que culminaría en la masacre de Srebrenica.

Hubiera querido leer La hija del Este cuando tomaba clases de conducir con Zdravko, un exiliado serbio al que la guerra impidió ser ingeniero. Apresaron a Mladić poco antes de mi primer examen, pero hablar del pasado punzaba: demasiado confuso todo, demasiado dolor.

La obra de Usón está llena de méritos y nos arrastra a las tripas del conflicto. La fusión humana que Tito impulsó no trajo la armonía deseada: el pasado fue regurgitado en toda su crudeza. La locura étnico-religiosa volvió a prender llama, atizada por el odio y los sueños de grandeza de un puñado de almas que por azar y circunstancias accedió al poder.

«La historia es una legitimación dudosa, falaz», dice Usón. «El nacionalismo es en esencia una paranoia, el resultado de la pérdida de la conciencia individual, el último refugio de los canallas». «¡Qué felices seremos cuando por fin volvamos a estar solos, bailando nuestros bailes y cantando nuestras canciones, sin la compañía contaminante de los otros!».

La hija del Este es una novela profunda y bien armada. Un valioso documento histórico. Y un merecido Premio de la Crítica.

No hay comentarios: