22 de noviembre de 2013

S. Plath: Tres mujeres

Sylvia Plath: Tres mujeres.
Nørdica Libros. Edición bilingüe. Ilustraciones de Anuska Allepuz. Traducción de María Ramos.


Poema a tres voces para ser leído «en voz alta». Escenario (en palabras de la autora): un hospital de maternidad y sus alrededores.

Primera voz, mujer parturienta: «Soy lenta como el mundo. Me abro, como el mundo. Soy el centro de una atrocidad». Segunda voz, mujer estéril: «Muero sentada. Sueño masacres. Pierdo una dimensión». Tercera voz, mujer fértil a su pesar: «¡Concepciones, concepciones! No estaba preparada. Debí haber acabado con esto que acaba conmigo».

Plath revienta el mito rosado. La reproducción es monstruosa: el embarazo; los abortos felices —sangre en las paredes, en el cuerpo desnudo, carne virgen esparcida por el suelo de un baño—; la tragedia de querer concebir y no poder. Sus tres mujeres podrían constituir una sola en momentos vitales dispares. Esas tres mujeres hablan y, porque hablan, son.

Las acuarelas de Allepuz agrandan la expresividad del texto: no se desea abandonarlo. La paginación —color naranja-entrañas— y la edición bilingüe son un acierto más de Nørdica Libros. Tres veces bien por esta publicación.

No hay comentarios: