15 de diciembre de 2013

V. Woolf: Leer o no leer


Virginia Woolf: Leer o no leer y otros escritos.
Abada editores. Traducción de Miguel Á. Martínez-Cabeza. Edición de Mª del Carmen Espínola Rosillo.

Woolf «fue una gran ensayista porque fue una gran lectora», y llegó a la narrativa tras ejercer la crítica literaria durante mucho tiempo.

Leer o no leer se compone de dieciséis ensayos en torno a la lectura, la crítica, los géneros literarios, las técnicas de escritura, la educación de los jóvenes, o a la influencia del físico de un escritor sobre la percepción de su obra. La voz de Woolf suena experta, serena, burlona, con un pleno dominio de su materia de estudio.

Perseguía comunicar con eficacia, escribir honestamente y sin torpezas. Sus ensayos son una lección de escritura, textos libres de cháchara en los que funde experiencia, observaciones, conocimiento y talento. Propone acercarse a la vida y descartar la mayoría de las convenciones, registrar el patrón «con que cada imagen o incidente se graba en la conciencia».


Woolf vivió por y para la literatura. Un año antes de morir, señalaba en su diario su deseo de que la crítica literaria se convirtiera en «algo más rápido y más ligero y más coloquial y sin embargo más intenso».

El día de su partida, en sus bolsillos, en vez de libros puso piedras.


Anexo (algunas citas):

«El intento de ajustarse a la opinión pública es un despilfarro de energía y un pecado contra el arte».
«Cualquier énfasis añadido al sexo de un escritor no sólo es irritante sino superfluo».
«Todo es material adecuado para la narrativa aparte de la falsedad y el fingimiento».
«Las cartas de un escritor han de ser tan literarias como sus obras impresas».
«El más grande de los novelistas —Dostoievski— escribe mal. Turgenev, dicen, escribe exquisitamente».
«En cada libro hay algo que, igual que en la vida, provoca el afecto o el rechazo; que oscila y predispone; y que apenas puede ser analizado racionalmente».
«La personalidad impregna cada palabra que se escribe. El triunfo (literario) es el triunfo del estilo».
«Escribir para gente ocupada es una tarea lastimosa para quienes saben la diferencia entre escribir bien y mal».
«Leer es en verdad tan difícil que resulta dudoso que alguien sepa algo sobre el asunto».
«Es a lomos de una idea como se impone forma a las palabras».
«No se puede cruzar el estrecho puente del arte con todas las herramientas en la mano».
«El ensayista ha de saber cómo escribir».
«Reseñar se ha convertido en la expresión de una opinión individual. El choque de opiniones hace que se anulen unas a otras».

No hay comentarios: