12 de julio de 2014

R. Valencia: Sonría a cámara

Roberto Valencia: Sonría a cámara.
Lengua de trapo.

NOTA PREVIA: Microcrítica en forma de entrevista ficcional. Con el consentimiento de Roberto Valencia.

1. Al leer sus relatos tuve la sensación de hallarme en el Teatro Griego del Parque Güell. Intuía una firme estructura bajo mis pies pero no conseguía visualizarla. Muéstreme la Sala Hipóstila, por favor. 
La estructura del libro es un tono: el de ese narrador en tercera persona que te empuja todo el tiempo y que miente y que da información superabundante. Igual que Google, vamos.

2. ¿De dónde vienen esas frases largas?
¿Por qué tanto estupor ante frases largas? No es la primera vez que me lo preguntan. Yo escribo así. Lo elijo. O no lo elijo.

3. La pornografía, ¿tiene futuro? 
Sobrevivirá a la mayoría de los libros. Pero me trae sin cuidado, la pornografía.

4. Algunas de sus historias contienen referencias ingenieriles. ¿Qué poso dejan las disciplinas aprendidas?
Una inercia para pensar según determinadas constricciones. En el caso de la ingeniería, el rigor, la utilidad (sic) y cierto manierismo bueno-malo que simplifica mucho la realidad (sic x 2).

5. Por favor, sonría a cámara. (¡Clic!)


6. Ya casi hemos terminado. ¿Alguna pregunta más?
Sí. ¿Cuándo se van a ir de mi casa?

No hay comentarios: