8 de mayo de 2018

P. Gøtzsche: Medicamentos que matan y crimen organizado

Peter Gøtzsche: Medicamentos que matan y crimen organizado.
Los libros del lince. Traducción de Pau Gros Calsina. Prólogo de Joan-Ramon Laporte.


Leer también sirve para que un hijo diga que quiere ser médico y una parte de ti se eche a temblar.
 
- Todos los fármacos son nocivos y esto no siempre se tiene en cuenta o se sabe.
- Los medicamentos son la tercera causa de muerte después del cáncer y las enfermedades cardiovasculares en los países occidentales, aunque el dato no lo recojan las listas oficiales de mortalidad.
- Nos venden medicamentos para enfermedades inexistentes; consumirlos conlleva graves riesgos para la salud.
- Las farmacéuticas mienten: vician el diseño de sus ensayos clínicos, manipulan los resultados, ocultan información vital para la ciencia y el progreso médico. Su maquinaria (organizativa, financiera, legal, publicitaria) es tremendamente poderosa. Sus procedimientos sesgan vidas y corrompen nuestros sistemas de salud.

Son algunas de las declaraciones de Peter Gøtzsche, bioquímico y médico investigador danés, cofundador y director del Centro Nórdico Cochrane de Copenhague, especializado en la revisión de metodologías e intervenciones médicas.

No se acerquen espíritus conformistas ni agitadores camorristas a este libro: es una obra seria y minuciosa. Hay rigor, contraste, análisis, visión de conjunto, conocimiento de causa, aparato crítico. Y muy pocos pelos en la lengua para señalar el lado oculto de un negocio lucrativo como pocos.

El propósito inicial de la medicina (ayudar a sanar partiendo del juramento hipocrático: ante todo, no dañar), se ha desvirtuado. Un sistema corrupto basado en el privilegio y el enriquecimiento personal no podrá estar guiado nunca por el altruismo y la solidaridad que el cuidado de la salud exige. Como en la buena literatura (médica en este caso), Medicamentos que matan… nos arroja a las temibles ramificaciones de la condición humana. Los intereses económicos de las grandes farmacéuticas (the Big Pharma) son descomunales. Destacar ciertos datos frente a otros se traduce en ganancias o pérdidas de miles de millones.

Las revisiones de Gøtzsche evidencian el operar corrupto de una larga cadena de agentes implicados. Medicamentos que matan… no es un ensayo contra la medicina sino contra una extendida mala praxis. Contra un proceder a costa de la salud de todos para el enriquecimiento de unos pocos.

Por favor, saque la lengua, veamos qué hay ahí dentro, diga “aaa”.

La cuestionable utilidad de los chequeos.
El creciente número de enfermedades y tratamientos mentales.
Las asociaciones de enfermos financiadas por las farmacéuticas.
El peligro de la concentración de poder.
Los escándalos impunes que se olvidan rápido.
La falta de límites y escrúpulos de la avaricia.
Las jugosas trampas de la medicina alternativa.
Etc.

Cuántas revoluciones quedan pendientes todavía. Cuánta revisión de las reglas del juego y de nuestras premisas.

No tengo que remontarme a Erich Fromm para recordar que existen muchos tipos de amor.

Es difícil no querer —y agradecer su labor— a Peter Gøtzsche.

No hay comentarios: